verdades eternas

Apocalipsis de Pedro

 

Descubrimiento  del  libro:

La Apocalipsis de Pedro es un libro apócrifo  neo testamentario, atribuido al apóstol Pedro, que data, según la mayoría de los estudiosos, del primer tercio del  siglo  II.
 
Jesús en diálogo con sus discípulos, les refiere la suerte que las diversas personas correrán después de la muerte.  Describe con detalle los tormentos que los condenados sufren en el  infierno así como el gozo extático de los bienaventurados en el paraíso
La obra se ha conservado a través de dos manuscritos: uno etíope, en lengua en geéz y otro hallado en  Ajmin, en  Egipto, en griego, en el mismo pergamino en que se ha transmitido también el  evangelio de  Pedro.

Se conservan dos versiones: una etíope (la que parece más fiel al original perdido) y  la griega que se conservó en Ajmín (Egipto). No se debe confundir con un texto gnosticista homónimo posterior, de los descubiertos en Nag Hammadi.

Un fragmento griego importante del apocalipsis fue hallado en Akhmin en 1886-1887. El texto completo se descubrió en 1910 en una traducción etiópica. Su contenido consiste principalmente en visiones que describen la belleza del cielo y el horror del infierno

El relato  de apocalipsis  de  Pedro


1.... muchos serán falsos profetas y enseñarán caminos diversos y doctrinas de perdición 2. y llegarán a ser hijos de la perdición. 3.Entonces Dios vendrá a mis fieles, los que tienen hambre y sed y están afligidos y purifican sus almas en esta vida, y juzgará a los hijos de la iniquidad.
4.Además dijo el Señor: Vayamos a la montaña y oremos. 5.Y yendo con Él, nosotros los doce apóstoles, le suplicamos que nos mostrara a uno de nuestros hermanos justos, que había muerto, para que pudiéramos ver qué clase de forma tenía; y tomando valor, también pudiéramos animar a los hombres que nos oyesen.
6.Y cuando oramos, repentinamente aparecieron dos hombres parados hacia el Este ante el Señor, a quienes no podíamos ver. 7. Emitían un rayo como del sol de sus semblantes, y sus vestiduras brillaban de un modo jamás visto por ojos humanos. No hay boca capaz de expresar, ni corazón que pueda concebir, la gloria con que estaban dotados, ni la belleza de su aspecto. 8.Y cuando los miramos, quedamos maravillados, porque sus cuerpos eran más blancos que la nieve y más rojos que las rosas; 9. y el rojo se unía al blanco con tal belleza que no puedo expresarla con palabras. 10. Sus cabellos eran rizados y brillantes y caían elegantemente por sus rostros y por sus hombros como una guirnalda tejida con plantas aromáticas y flores de colores variados, o como un arco iris en el cielo. Tal era su apariencia.
11.Y viendo su belleza, quedamos maravillados de ellos, por su repentina aparición. 12.Y me acerqué al Señor y le dije: ¿Quiénes son éstos? 13.Me respondió: Éstos son los hermanos de ustedes, los justos, cuyo aspecto deseaban ver. 14.Y le dije: ¿Y dónde están todos los justos, y de qué clase es el mundo (eón) en el que están y tienen esta gloria?
15.Y el Señor me mostró una región muy grande fuera de este mundo, con luz extremadamente brillante, donde los rayos del sol iluminaban el ambiente; y la tierra era feraz, con brotes que nunca se marchitaban; y llena de especias y plantas siempre florecientes e incorruptibles, produciendo frutos benditos. 16.Y había tanto perfume que el aroma llegaba incluso hasta nosotros.
17.Y los habitantes de ese lugar vestían como ángeles resplandecientes, y sus vestiduras eran acordes a su tierra. 18.Y había ángeles revoloteando alrededor de ellos. 19.Y la gloria de los lugareños era la misma, y con una sola voz alababan al Señor, regocijándose en ese lugar. 20. El Señor nos dijo: Éste es el lugar de los líderes (sacerdotes principales) de ustedes, los hombres justos.
21.Vi también otro lugar frente a éste, terriblemente triste, y era un lugar de castigo, y los que eran castigados y los ángeles que los castigaban vestían de negro, en consonancia con el ambiente del lugar. 22.Y algunos de los que estaban allí estaban colgados por la lengua: éstos eran los que habían blasfemado del camino de la justicia; debajo de ellos había un fuego llameante y los atormentaba.
23.Y había un gran lago, lleno de cieno ardiente, donde se encontraban algunos hombres que se habían apartado de la justicia; y los ángeles encargados de atormentarles estaban encima de ellos.
24.También había otros, mujeres, que colgaban de sus cabellos por encima de este cieno incandescente; éstas eran las que se habían adornado para el adulterio. Y los hombres que se habían unido a ellas en la impureza del adulterio pendían de los pies y tenían sus cabezas suspendidas encima del fango, y decían: No creíamos que tendríamos que venir a parar a este lugar.
25.Y vi a los asesinos y a sus cómplices echados en un lugar estrecho, lleno de ponzoñosos reptiles, y eran mordidos por estas bestias, y se revolvían en aquel tormento. Y encima de ellos había gusanos que semejaban nubes negras. Y las almas de los que habían sido asesinados estaban allí y miraban al tormento de aquellos asesinos y decían: ¡Oh Dios!, rectos son tus juicios.
26.Muy cerca de allí vi otro lugar angosto, donde iban a parar el desagüe y la hediondez de los que allí sufrían tormento, y se formaba allí como un lago. Y allí había mujeres sentadas, sumergidas en aquel albañal hasta la garganta; y frente a ellas, sentados y llorando, muchos niños que habían nacido antes de tiempo; y de ellos salían unos rayos como de fuego que herían los ojos de las mujeres; éstas eran las que habían concebido fuera del matrimonio y se habían procurado aborto.
27.Y otros hombres y mujeres eran quemados hasta su mitad, y arrojados a un lugar oscuro y golpeados por espíritus malvados; y sus entrañas eran devoradas por gusanos que nunca acababan. Y éstos eran los que habían perseguido a los justos, y los habían entregado [a la muerte].
28.Y cerca de aquellos, había nuevamente hombres y mujeres que se mordían sus propios labios en tormentos, y eran heridos por un hierro candente en sus ojos. Y éstos eran los que habían blasfemado y difamado el camino de la justicia.
29.Y enfrente a éstos, otros hombres y mujeres se mordían sus lenguas, y tenían fuego ardiente en sus bocas. Y éstos eran los que habían sido testigos falsos.
30.Y en otro lugar había guijarros más puntiagudos que espadas o que pinchos, candentes; y unos hombres y mujeres andrajosos, con harapos inmundos, rodaban sobre ellos en tormento. Y éstos eran los que habían sido ricos y confiaban en sus riquezas, y no se compadecían de los orfanatos y las viudas, y desdeñaban los mandamientos de Dios.
31.Y en otro gran lago, lleno de materia hedionda (pus) y sangre y cieno ardiente, se encontraban unos hombres y mujeres sobre sus rodillas. Y éstos eran los que habían sido usureros, y demandaban interés sobre interés.
32.Y otros hombres y mujeres eran arrojados desde un gran abismo, y cuando llegaban al fondo, eran conducidos nuevamente hasta la cima por aquellos que estaban sobre ellos, y volvían a ser arrojados, y su tormento no tenía fin. Y éstos eran los que habían profanado sus cuerpos comportándose como mujeres, y las mujeres que estaban con ellos eran las que se habían acostado entre ellas, como si fueran hombres con mujeres.
33.Y junto al abismo estaba un lugar lleno de fuego, y allí se encontraban los hombres que habían tallado con sus propias manos imágenes para sí mismos suplantando a Dios. Y junto a éstos estaban otros hombres y mujeres con varas de fuego, y se golpeaban unos a otros, y no cesaban de atormentarse de esta manera.
34.Y, cerca de ellos, otros hombres y mujeres se quemaban,  revolvían, y asaban. Y éstos eran los que habían abandonado el camino de Dios. 




Análisis  del  libro:

Como  podemos  notar  en el  relato del libro   se presentan algunas  ideas erradas  y  fuera de  las  enseñanzas principales  de las  sagradas  escrituras.

1.Encontramos  la  idea  errada  de  pensar  que  los  justos al morir  están  en el  cielo  gozando  de la  vida  eterna.  Las  sagradas  escrituras  enseñan que   el momento  para ir al  cielo  es  en la  segunda  venida de Jesús.

S.  Juan 14:1-3   NO SE turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.



2.Encontramos  que en dicho  libro se  enseña  la  idea  errada del  infierno  cuando  en las  sagradas  escrituras  no  existe  tal  lugar  ya que  claramente  enseña  que  los  muertos  nada saben  y  que están durmiendo  en sus tumbas.

Eclesiastés  9:5,6,10 Porque los que viven saben que han de morir;  pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol...
Todo lo que te viniera a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría. 
 
 
 S. Juan 11:11-13  Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanar.  Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. 

Para  ampliar  mas  sobre  la  falsa doctrina  del  infierno  haz  clic  aquí


3.otra  enseñanza  errada que  va  de la  mano  con las  anteriores  y  enseñada  en este apocalipsis falsamente  atribuido a Pedro  es  acerca  de la  inmortalidad del  alma,  las  sagradas  escrituras  enseñan  que el termino  alma no  hace  referencia  a una  entidad  invisible que sale del  cuerpo  cuando  la  persona  muere.

para ampliar  mas sobre el  verdadero significado del  termino  alma haz clic  aquí



Conclusión:

este apocalipsis  atribuido al  apóstol  Pedro no hace  parte  del  canon  sagrado  porque  claramente  sus enseñanzas  no  concuerdan  con las  verdades  bíblicas  contenidas en la  biblia.   no  se  conoce con certeza quién  fue  el  autor  original  de  dicho  libro  ni a  quienes  estaba  dirigido.
Hasta hoy 198536 visitantes en esta página habían
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=