verdades eternas

Satanás atado?

Los   pastores  pentecostales   y evangélicos atan a Satanás  en  cada uno sus cultos, pero como que queda mal atado y siempre  se les escapa porque  siempre lo tienen que estar volviendo a atar cada vez que se reúnen.
¿Enseña la Biblia que Satanás está atado?
¿Tienen los pastores evangélicos o pentecostales la autoridad para atarlo?
¿Es esta una enseñanza  cristiana?
Cuando    estudiamos las Escrituras, sin las manipulaciones propias de los pastores evangélicos o pentecostales,   nos damos cuenta que decir que Satanás  está atado es totalmente falso y creer que ellos pueden atarlo es caer en sus engaños ya que ellos presumen   que tienen poder para hacerlo.
En sus cultos emocionalistas pasan reprendiendo a Satanás y supuestamente le mandan lejos, es común que le declaren atado, en otras ocasiones le declaran sin poder, otras veces  aseguran que lo tienen pisado. Pero el enemigo sigue allí.
Dichos cultos emocionalistas lo que hacen confundir  y engañar  a la gente sobre la real situación del enemigo y hace que muchos   se fijen en el pastor como alguien que tiene poder, como alguien lleno de autoridad, como alguien lleno del Espíritu santo, pero solo están fijando su vista en un hombre y no en el verdadero camino de la salvación que es Jesús. Esta es una de las  razones por las  que muchos miembros de dichas iglesias no viven un cristianismo puro sino un estado emocionalista y se tornan en seguidores de pastores, pero a la hora cuando se les presenta el enemigo con una tentación casi instantáneamente  caen ante sus trampas.
Cuando estudiamos las Escrituras nos damos cuenta que Satanás  no está atado.
Dicen las Sagradas Escrituras “… ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar?! Porque  el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apoc 12:12)
Esta es una clara advertencia bíblica  que señala e indica que Satanás  no está atado, pueden reunirse todos los pastores evangélicos y pentecostales del mundo   y supuestamente atarle  y dejarle sin poder pero él único  que puede hacerlo es Dios y  dice la Biblia que Dios lo atará pero eso será durante  el milenio(Apoc 20:1-3). No en este tiempo antes de la segunda venida.
La Biblia señala que Satanás  está suelto y que anda como león rugiente.
“Sed sobrios y velad porque vuestro adversario el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar”( 1 ped 5:8).
 Este pasaje indica claramente cuál es la situación de Satanás, éste no está atado, tampoco  lo tiene pisado ningún pastor emocionalista y mucho menos ha sido expulsado lejos o dejado sin poder. Indica que anda como un león rugiente buscando a quien devorar, anda buscando la presa descuidada a la que pueda devorar.
 
La actitud del cristiano
El cristiano fiel y verdadero no debe ser presumido como los pastores emocionalistas que presumen tener poder para atar a Satanás o para declararle sin poder o mandarle lejos.
El cristiano fiel sabe que es sometiendo nuestra vida y voluntad a Dios es la única  forma como Satanás  huirá. “Someteos, pues a Dios, resistid al diablo y huirá de vosotros” Santiago 4:7
No es atando al enemigo, no es declarándole  sin poder, ni presumiendo tener la autoridad para hacerlo, es sometiendo nuestras vidas  a Dios, es resistiendo sus tentaciones la única forma como Satanás  se alejará, huirá de nosotros.
 
La Biblia nos manda a velar y orar(1 ped 5:8) Esa es y debe ser nuestra actitud en todo tiempo para vencer al maligno. El apóstol inspirado por el Espíritu Santo escribió:
“…Os escribo a vosotros jóvenes porque habéis vencido al maligno…Os he escrito a vosotros jóvenes,  porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros y habéis vencido al maligno” (1 Juan 2:13,14)
No es por presunción ni emocionalismo como se vence al maligno, no es declarándole  sin poder o atado, es por medio de una vida consagrada a Dios , es mediante la oración y la fe, es resistiendo al enemigo y sus tentaciones y tomando la armadura del cristiano(efesios 6: 11-18) es como se le puede vencer y él mismo se alejará.
 
No hay ningún fundamento ni argumento bíblico con el cual sustentar que un cristiano tenga el poder para  atar a Satanás, el único que tiene ese poder es Dios, y eso lo hará a su debido tiempo. Mientras tanto nuestra única salvaguarda son las Sagradas Escrituras para crecer  espiritualmente.
Hasta hoy 198536 visitantes en esta página habían
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=